Quienes somos

El Carmelo de San Calixto fue fundado por Santa Maravillas de Jesús el 30 de mayo de 1956. Es un lugar de antigua tradición ermitaña, ya que en el siglo XVI vivían aquí unos 300 ermitaños dispersados por toda esta Sierra, a los que el Concilio de Trento mandó reunir bajo una regla y ellos se acogieron a la regla de San Basilio.

Las Carmelitas Descalzas fundadas por Santa Teresa de Jesús, son una orden contemplativa, en la que las monjas ofrecen su vida por el mundo, desde una vida sencilla de silencio, recogimiento, oración y trabajo. Ocultas en su clausura le recuerdan al mundo que “Solo Dios Basta”.

Como pobres, viven de su trabajo, ya que el tiempo que no están dedicadas a la oración lo emplean para esto, con el que dan Gloria a Dios, se santifican y ayudan al mundo mediante la comunión de los santos. El trabajo es muy importante en la vida de la carmelita, ya que con las manos puestas en él, tiene el corazón en Dios, que es siempre su principal ocupación. Las monjas a la vez que trabajan, rezan por aquellas personas que compraran el producto, por sus familias, por las necesidades del mundo, ya que el apostolado de la Carmelita no se limita a un círculo reducido de personas, sino que abarca el mundo entero, mediante el Apostolado de la oración.